El momento de la boda es único, merece todo el empeño para hacerlo inolvidable. El traje del novio, el vestido hermoso para la novia, el banquete en la celebración, el ramo de flores; todo lo que forma parte ese día tan especial es merecedor del mejor de los esfuerzos para que todo salga perfecto.

Así que podemos decir, que realmente lo material que nos queda de ese día espléndido son las fotografías. El momento inmortalizado quedará para el recuerdo y así durante años todavía se podrá rememorar el día en que la pareja se dio el sí definitivo para unir sus vidas. Así que el fotógrafo, toma un papel protagónico en este evento, pues él captará los mejores momentos y los más emblemáticos de la jornada y los acomodará para darle el arte apropiado.

Entonces elegir al fotógrafo más apropiado lleva unas tareas específicas, no hay que descuidar ni el mínimo detalle y así con la elección de la mejor opción, guardar los recuerdos de una mejor manera. Aquí te presentaremos unos consejos básicos para hacerte más sencilla esta búsqueda y poder atinar en la elección del mejor fotógrafo para tu boda.

Pasos a seguir

1.- Definición del estilo y el presupuesto:

Este paso es por decir el primordial por excelencia, pues destacan varios estilos en general; están el llamado Fotoperiodismo, el cual consiste en fotografiar al momento de narrar una historia sin poses, con expresiones únicas y con planos diferentes. Se relaciona con la fotografía artística. Tiene semejanza con la realización de un reportaje a pie en la calle, espontáneo y con cámara en mano.

También se debe mencionar un estilo natural, estas van con composiciones trabajadas con antelación y se centra en gestos que surgen improvisadamente. El estilo tradicional sigue siendo el preferido y más buscado, con poses habituales y bien organizadas, es sin duda el más común.

En cuanto al presupuesto, se debe saber que el fotógrafo merece un buen pago por sus servicios, más lo que están mejor cotizados y valorados. Por eso se recomienda apartar al menos el 10% del presupuesto de la boda para el pago de un buen fotógrafo.

2.- Búsqueda con antelación:

Lo primero es iniciar la búsqueda anticipadamente, detallando el perfil que buscas conseguir en el fotógrafo ideal. Ya teniendo definido el estilo se te hace más sencilla esta tarea. Puedes buscar en la web, algún portal que contenga el compendio del trabajo de varios profesionales de la fotografía.

Te recomendamos ver los trabajos anteriores de los que observes a tu disposición, si conoces personas que han solicitado estos servicios pídeles su opinión y si te recomiendan alguno, pues mucho mejor.

Cuando ya estés con varios candidatos, es aconsejable hacer una lista con los que más te parecen, y así acortar la facilidad en la selección.

3.- Entrevista personal:

Te recomendamos que planifiques una entrevista personal con los que te parezcan apropiados a tu estilo y gocen de cierta preferencia de tu parte. Hazle todas las preguntas que tengas, que te solvente tus dudas y además te aporte sugerencias, también debe tener los instrumentos necesarios para conseguir inmortalizar los mejores momentos. Aparte debes considerar si tu pareja y tú se sienten agradados con el fotógrafo entrevistado.

4.- Decisión al momento:

Al tomar ya la decisión definitiva, debes estar completamente seguro de que éste será el ideal. No hay marcha atrás así que debes considerar todos los aspectos anteriores y ser decisivo al final.

5.- Condiciones y contrato:

Aquí debes especificar muy bien todo lo relacionado a la remuneración del trabajo fotográfico. Todo lo que aspiras en el proceso y lo que él se compromete a brindarte en el servicio, así que siempre hay que tener las cuentas claras para que las amistades se conserven.