Más que una herramienta de comunicación, los terminales móviles son hoy en día dispositivos que albergan mucha información personal, de ahí que ante una pérdida o robo, se estaría bastante expuesto. Todo ello hace necesario tomar acciones que permitan protegerlos, el problema con los que corren SO Android radica en el carácter flexible y abierto de la plataforma, ese que le permite liderar el mercado pero que se vuelve en contra, debido a la fragmentación. ¿Cómo hacer un móvil Android más seguro? a continuación la respuesta.

¿Cómo hace más seguro mi dispositivo Android?

Android es por mucho, el sistema operativo líder del sector, una de las razones que lo justifica obedece a las características de seguridad que viene añadiendo en cada actualización a fin de proteger los datos de los usuarios que apuestan por la marca.

De esta forma, hacer más seguro un dispositivo Android no es demasiado complicado, de hecho, la mayoría de las sugerencias planteadas equilibran a la medida, comodidad y seguridad, todo es cuestión de aplicar las que mejor se adapten a las necesidades individuales.

  1. Cuidado con las aplicaciones:

Entre las particularidades del sistema operativo sobresale la posibilidad de descargar un sinfín de aplicaciones, el problema, es que de no ser descargadas adecuadamente, pueden convertirse en una calamidad, después de todo, el mayor riesgo con Android radica en las Apps que los usuarios descargan en sus teléfonos, y no en el SO en sí. Para ello conviene:

  • Descargar Apps únicamente en la tienda Google Play: aunque resulte sencillo hacerlo de otra manera, preservar la seguridad del móvil demanda evitar descargas desde plataformas no oficiales, pues en el mejor de los escenarios, pueden estar infectadas de virus.
  • Deshacerse de las aplicaciones innecesarias: mientras mayor sea la cantidad de Apps, más grande es el riesgo de que alguna de ellas sea maliciosa, suponiendo que no se sepa de cuáles prescindir, conviene investigar las referencias de cada una y asegurarse de desinstalar las que no se usen.
  • Comprobar los permisos de las aplicaciones: considerando que se necesite una App no disponible en la tienda oficial, la clave para no atentar con la seguridad está en verificar los permisos solicitados por la misma durante su instalación, suelen ser maliciosas aquellas que solicitan acceso a cuentas, localización, SMS o micrófono.
  1. El bloqueo de pantalla no puede faltar:

Sea un PIN, patrón, contraseña o huella – suponiendo que el dispositivo cuente con lector – otro aspecto ineludible para proteger un terminal Android es contar con un bloqueo de pantalla. En el caso de decantarse por un patrón, resultará imperioso colocar uno difícil de predecir, ahora si se apuesta por una contraseña, la misma ha de ser fuerte ¿Cómo? incluyendo al  menos 10 caracteres, en los que se incluyan números, símbolos, letras mayúsculas y minúsculas.

  1. Precaución a la hora de conectarse:

Las conexiones Wi-Fi abiertas son uno de los escenarios favoritos de los cibercriminales, demandado la necesidad de evitar conectarse en redes públicas y desactivar la función de esta clase de redes, pues quedará anulada la posibilidad de conexión involuntaria.

Ahora bien, ante la necesidad de utilizar redes públicas lo mejor será apostar por el uso de una conexión VPN, debido a que protege la información transferida al contar con servidores propios y encriptar todos los datos que entran o salen del dispositivo.