Las impresoras 3D (3 Dimensiones), son dispositivos que cumplen diversas finalidades inimaginables y por tal motivo se han convertido en indispensables para nuestra vida cotidiana y profesional, ya que las mismas nos permiten, imprimir y crear objetos acabados tan básicos como complejos, tal es el caso de objetos caseros, como un juego de vasijas, maquetas, juguetes, bisutería hasta prótesis, órganos humanos; e incluso las impresoras 3D más avanzadas y de grandes dimensiones, pueden replicar piezas de inmuebles completos.

En un futuro no muy lejano, podría afirmarse que cada familia contará con un equipo de impresión en 3D y si esto nos parece imposible de creer, debemos recordar que antes de la llegada del IBM computador personalizado (PC), Modelo 5150, en el año 1981, nadie se imaginó desde ese entonces, el efecto tan trascendental que tendría la dotación de ordenadores en nuestras viviendas, bien sea desde equipos de sobremesa, portátiles, netbooks, tablets o cualquier otro dispositivo de similar característica.

Si bien es cierto, las impresoras 3D de sobremesa no han alcanzado el mayor uso comercial, como en los sectores profesionales e industriales, que buscan agilizar y economizar los costos de producción con tales equipos tecnológicos (Pronóstico global de ingresos de impresoras 3D  por segmento de mercado principal 2016-2021); el mercado se encuentra en constante evolución y según un estudio de Markets and Markets, el sector de impresión 3D capitalizará cerca de 32,7 billones por año hasta el 2023, creciendo cerca de un 25% anual. Así que no sería mala idea aprender a modelar y crear tus propios modelos en 3D, para luego impartir cursos y hacer de ésta tecnología tu propio negocio.

De manera que, actualmente las impresoras 3D se están posicionando competitivamente en el mercado, para ser un equipo de uso común en los hogares y no tan sólo para el uso industrial y profesional, como usualmente se proyectaban en el mercado; ajustándose siempre a las necesidades y requerimientos exigidos por los consumidores, que hacen nuestra vida más fácil y práctica, de allí la importancia de contar hoy en día con un excelente equipo de impresión 3D.

Ello así, en el presente Top 7, revelaremos cuales son las impresoras 3D de uso doméstico, que en este año, se posicionan como las de mejor calidad, precio, facilidad de uso, precisión y velocidad de impresión; a fin de que el comprador quede satisfecho con su adquisición.

Sin embargo, antes de iniciar el referido conteo, haremos una pequeña introducción al tema, desarrollando los factores imprescindibles que debes tener en cuenta, antes de obtener una impresora 3D casera, que te permitirán acceder al equipo que requieres y facilitarán su uso y manejo.

Información de interés para adquirir una impresora 3D.

¿Qué es una impresora 3D?

Es un equipo tecnológico complejo, apto para replicar diseños tangibles en 3D (3 Dimensiones), creando piezas o maquetas volumétricas (objetos o figuras), a partir de un boceto hecho por ordenador.

A diferencia de la impresora común (2 Dimensiones) que tenemos en casa, cuya funcionalidad está destinada a la reproducción de documentos de texto o gráficos (a color, blanco y negro o en escala de  grises) guardados en el servidor del ordenador; las impresoras 3D son capaces a su vez, de imprimir y crear objetos completos y tangibles.

¿Cuáles son los tipos de impresoras 3D más comunes que existen?

  • FDM (Fused Deposition Modeling). Adición de polímeros. Es la impresora 3D más común en el ámbito doméstico. Permite una impresión rápida y buena, la cual consiste en fundir un filamento (hilo) de polímero mediante un pico y va depositando capa sobre capa el material fundido hasta crear el objeto sólido. Las impresoras FDM se diferencian a su vez entres las impresoras Cartesianas, Polares, Deltas y los Brazos Robóticos. (Sólo desarrollaremos las Cartesianas, ya que sólo haremos mención a esta clase de FDM, en nuestro Top 7). Cartesiana. La cama de impresión de esta máquina se suele mover generalmente en el eje “Y “y el cabezal en el eje “X” y “Z”.
  • SLA (StereoLitography Apparatus). Fotosolidificación, que significa endurecer un polímero a la luz. Es la tecnología más longeva, que consiste en imprimir capa por capa y para ello se coloca una capa de resina líquida a un rayo láser y ésta se solidifica.
  • SLS (Selective Laser Sintering). Sintetizado de laser de un material. Parecida a la SLA, pero en vez de la resina líquida utiliza polvo. Este tipo de impresoras 3D, primero emplean un láser para la creación de una capa que enlaza el material, fabricando la estructura y por último enfrían el objeto impreso.
  • SLM (Selective Laser Melting). Fusión Selectiva con laser. Usa un láser para fundir los polvos de metal, que se convierten en objetos 3D. Esta tecnología admite la compatibilidad entre materiales metálicos, como el titanio.
  • DLP (Digital Light Processing). Impresoras de resina. Este el último tipo de impresora 3D más común que encontramos, siendo uno de los más antiguos. Se equiparan mucho al SLA porque hace uso de los mismos componentes principales: resina líquida, láser y el proyecto, la diferencia está en la fuente de luz, ya que las DLP, utilizan una pantalla de proyección digital para emitir rápidamente una imagen de una capa por toda la plataforma, con lo que todos los puntos se curan al mismo tiempo.

¿Qué debes buscar al comprar una impresora 3D?

  • Que la impresora 3D se encuentre ensamblada y lista para conectar y funcionar. Si bien es cierto, son más económicas las que se venden por kits, la experiencia en la manipulación del equipo juega un papel predominante, por lo que se recomienda, si eres un aficionado que esté preparada para ser usada.
  • Si eres un “makers”, las impresora 3D con la indicación DIY (Do it yourself) es ideal para ti, ya que tendrás que montarla pieza por pieza. Este tipo de impresora 3D es más sencilla para añadirle mejoras y actualizarlas.
  • Revisar en las características de la impresión tales como: Volumen (Suele estar limitado por las dimensiones de la propia impresora); Compatibilidad (se refiere a los materiales con los cuales puede funcionar); Velocidad (regla general: cuanto más lento, más calidad de impresión); Consumibles (el tipo de cartuchos para las impresoras 3D); Calidad y precisión (la calidad va a depender de la impresora, como del material utilizado y la precisión, la fija la propia impresora) Kit de expansión (nos permiten mejorar o actualizar nuestra impresora 3D a los avances tecnológicos del futuro); Marcos (los marcos fabricados en metal hacen más fácil calibrarla); Wi-fi (Si permite integrar el Wi-Fi como mejora, pero lamentablemente, estas mejoras no las veremos en los modelos más baratos, sino en versiones o modelos más caros).

¿Cuál impresora 3D crea objetos complejos?

El secreto está en revisar los cabezales, debido a que, usualmente las impresoras 3D tienen un cabezal o dos, aunque pueden llegar hasta cuatro. Sin embargo, para imprimir en varios colores implica tener como mínimo, dos cabezales y conforme tengan más cabezales, la impresora se encarece.

Por lo tanto, si requieres una impresora 3D que imprima objetos complejos, tendrás que adquirir modelos más costosos.

¿Uso profesional, doméstico o educativo?

Adquirir la mejor impresora 3D, dependerá del uso que demandes como usuario, bien sea profesional, doméstico o educativo, para lo cual deberás evaluar las siguientes recomendaciones:

  • Uso doméstico: Es recomendable adquirir una impresora 3D silenciosa y que no sea un modelo muy grande, ni que ensucie mucho.
  • Uso educativo: La impresora 3D cerrada será tu mejor opción, para así evitar su manipulación y el uso de material tóxico.
  • Uso profesional: Es conveniente comprar una impresora 3D de gran formato, con un mayor volumen de impresión y que tenga ciertas funciones, como la de reanudar la impresión en caso de corte de energía y la capacidad de recibir mejoras.

TOP 7. LAS MEJORES IMPRESORAS 3D DE USO DOMÉSTICO DEL 2020.

ENDER 3 PRO.

Descripción.

  • Tipo de Impresora 3D: FFF Cartesiana (FDM) DIY.
  • Tamaño de la Impresora: 440 x 410 x 465 mm.
  • Marca / Modelo: Crealiity Ender 3 Pro.
  • Máxima Velocidad de Trabajo: 180mm/s.
  • Material compatible: PLA/ABS/PCU; RESINA; PLA/ABS/MADERA.
  • Software: Cura (Gratis Windows, pero puedes descargar la versión para Mac o Linux), Simplify3D, Repetier, Host.
  • Volumen de impresión: 220 X 220 X 250 mm.
  • Pantalla: LCD con perilla.
  • Precisión: +/-0,1 mm
  • Precio: desde 235,49 EUR hasta 319,17 EUR.

Ventajas:

  • Esta impresora 3D viene pre- montada, es decir, sus instrucciones de montaje son claras y no deberías tener problemas en montarla. Todos sus cables vienen enumerados y son sencillos de conectar. Una vez encendida podrás empezar a diseñar con ella, aunque no tengas mucha experiencia.
  • Es robusta, ya que está hecha de aluminio, material que la hace resistente y estable.
  • Su extrusor es de buena calidad (característico de la gama Creality), por lo que existe poco riesgo de obstrucción y mala extrusión, aspecto fundamental para que la impresión tenga buena calidad.
  • Económica y permite obtener acabados suaves con un espesor de capas de 0.1 mm.
  • Posee una cama magnética que alcanza su temperatura idónea de forma bastante rápida.
  • Tiene la opción de reanudar la impresión en caso de corte de energía y trabaja con filamentos flexibles.

Desventajas:

  • Las correas se aflojan con facilidad y requieren reajuste continuo.
  • Un uso prolongado puede provocar problemas con el Firmware.
  • La conectividad es básica (USB), no posee Wi-fi.
  • El ventilador es ruidoso.

Recomendada para: Principiantes. Ideal para quienes realizan actividades de ensamblaje y reparación de equipos electrónicos.

FLASHFORGET FINDER.

Descripción.

  • Tipo de Impresora 3D: FFF Cartesiana (FDM) Cerrada.
  • Tamaño de la Impresora: 16.5 x 16.5 x 16.5 pulgadas (42 cm).
  • Peso: 11 kg.
  • Marca / Modelo: Flashforget 3D Technology CO.LDT.
  • Máxima Velocidad de Trabajo: 30-150 mm/s.
  • Material compatible: PLA.
  • Software: FlashPrint, Simplify3D.
  • Volumen de impresión: 140x 140×140 mm.
  • Pantalla: Táctil HD 3,5’, a color (16 idiomas disponibles).
  • Precisión: +/-0,1 mm.
  • Precio: desde 299 EURhasta 352 EUR.
  • Extrusor: 1.

Ventajas:

  • Totalmente ensamblada.
  • Sistema de calibración asistida y detección de filamento agotado.
  • Plataforma removible (Base de impresión).
  • Con puertos disponibles para Memoria SD o USB
  • Conexión inalámbrica Wi-Fi.
  • Es liviana y silenciosa (durante el proceso de producción).
  • Diseño moderno y versátil.

Desventajas:

  • No tiene cama caliente.
  • Al ser cerrada, no puedes utilizar programas de laminado de terceros
  • Volumen de impresión reducido.
  • No apta para trabajos intensivos de varias horas.
  • Durante el proceso de calibrado, la impresora emite sonidos fuertes para verificar la posición correcta de la plataforma de impresión.

Recomendada para: Principiantes y niños. Cuenta con medidas de protección que la hacen ideal y segura para el hogar y aula de clases.

ELEGOO MARS.

Descripción.

  • Tipo de Impresora 3D: SLA.
  • Tamaño de la Impresora: 15.75 x 16.54x 7.87 pulgadas.
  • Peso: 6.8 kg.
  • Marca / Modelo: Elegoo.
  • Máxima Velocidad de Trabajo: 22.5mm/h.
  • Material compatible: Resina Fotopolímero Elegoo.
  • Software: Es gratuito y Open source (Chitubox Slincig).
  • Volumen de impresión: 120 x 68 x 155mm.
  • Pantalla: LED fotocurado.
  • Precisión: 0.01-0.2mm
  • Precio: desde 239,99 EUR hasta 300 EUR.

Ventajas:

  • Pantalla LCD de 2K.
  • Compacta y casi totalmente montada.
  • Diseño estructural metálico.
  • Rápido tiempo de curado.
  • Calibrado sencillo.
  • Precios muy accesibles.
  • Conectividad USB.

Desventajas:

  • Ruidosa
  • Volumen de impresión reducido.
  • No ofrece conexión Wi-Fi.
  • La resina es más toxica que el filamento.
  • Ensucia más que impresora de filamento.

Recomendada para: Cualquier persona. Ideal para imprimir piezas pequeñas con muchos detalles, pero debes contar con una habitación específica donde realizar tus impresiones, debido al olor desagradable de la resina.

ANYCUBIC PHOTON.

Descripción.

  • Tipo de Impresora 3D: DLP/LCD
  • Tamaño de la Impresora: 220 x 200 x 400mm.
  • Marca / Modelo: Anycubic Photon.
  • Máxima Velocidad de Trabajo: 20mm/h
  • Material compatible: RESINA; PLA/ABS/MADERA.
  • Software: Anycubic-Photon Slicer.
  • Volumen de impresión: 115 x 65 x 155mm.
  • Pantalla: Táctil a color 2,8”.
  • Precisión: 0.0025mm.
  • Precio: desde 280 EUR hasta 362 EUR.

Ventajas:

  • Excelente calidad de las impresiones.
  • Montaje sencillo.
  • Posibilidad de habilitar Wi-Fi.
  • Puedes usar resinas de otras marcas.
  • Sistema de detección cuando se agota la resina.
  • Sofware fácil de usar.
  • Servicio post venta.
  • Buena pantalla táctil.
  • Puerto USB.

Desventajas:

  • Olores muy fuertes.
  • Volumen de impresión reducido.
  • Imperfección del Slicer en el trabajo con soportes.

Recomendada para: Ideal para Principiantes.

ANYCUBIC MEGA I3 S.

Descripción.

  • Tipo de Impresora 3D: FFF Cartesiana (FDM) DIY.
  • Tamaño de la Impresora: 410 x 405 x 452 mm.
  • Peso: 5 kg.
  • Marca / Modelo: Anycubic.
  • Máxima Velocidad de Trabajo: 20-100mm/s.
  • Material compatible: PLA, ABS, HIPS, MADERA, etc.
  • Software: Chitubox y Anycubic Photon Slicer.
  • Volumen de impresión: 210 x 210 x 205mm.
  • Pantalla: Táctil de color 3.5”.
  • Precisión: 0.005 mm.
  • Precio: desde 359 EUR hasta 450 EUR.

Ventajas:

  • Fácil de montar.
  • Buenos resultados de impresión.
  • Reanudación por pérdida de energía.
  • Detección de filamentos.
  • Buena adherencia de materiales.
  • Puede trabajar por muchas horas sin riesgo a daños.
  • Perfil de Cura exclusivo.
  • Cama caliente.
  • Buen volumen de impresión.
  • Viene con piezas de repuesto.
  • Incluye 1kg de filamento.
  • Tarjeta SD, USB.

Desventajas:

  • Nivelación manual.
  • Ruidosa.
  • Precio un poco más elevado.
  • La resina tiene un olor desagradable.

Recomendada para: Cualquier persona. Puedes gastar un poco más, pero esta máquina es una excelente opción ya que es rápida y te permite para realizar impresiones de buena calidad.

GEEETECH PRUSA I3 PRO W.

Descripción.

  • Tipo de Impresora 3D: FFF Cartesiana (FDM) DIY.
  • Tamaño de la Impresora: 478x 413 x 485mm.
  • Peso: 9.46 Kg.
  • Marca / Modelo: Greeetech Prusa i3 Pro W.
  • Material compatible: ABS, PLA, PLA, MADERA, PVA, etc.
  • Software: GT-Host, Repetier-Host, Printun.
  • Volumen de impresión: 200x 200 x 180mm.
  • Pantalla: LCD TFT 2.8”.
  • Precisión: 0.1 mm.
  • Extrusor:1.
  • Precio: desde 369 EUR hasta 400 EUR.

Ventajas:

  • Buen volumen de impresión.
  • Impresiones con buen acabado.
  • Cama caliente con base de cristal.
  • Auto-nivelación.
  • Extrusor directo.
  • Soporta más de dos tipos de filamentos.
  • Se puede integrar la conexión Wi-Fi.
  • Trae un Kit completo para el montaje desde cero.
  • Buen precio.
  • Soporte técnico.

Desventajas:

  • No es fácil de montar.
  • No tiene ventilador para enfriar el material impreso.
  • El software Easy Print 3D no es muy estable.

Recomendada para: Principiantes. Si te gusta el Market, es ideal para realizar trabajos en dichas áreas.

GEEETECH A10.

Descripción.

  • Tipo de Impresora 3D: FFF Cartesiano (FDM) DIY
  • Tamaño de la Impresora: 478x 413x 485mm.
  • Peso: 7.5 Kg.
  • Marca / Modelo: Greeetech Prusa i3 Pro B.
  • Material compatible: PLA, ABS, PETG, MADERA, etc.
  • Software: Easy Print 3D, Repetier Host, Simplify 3D, Cura, Slicer, entre otros.
  • Volumen de impresión: 220x 220x 260mm.
  • Pantalla: LCD 2004.
  • Precisión: 0.011 mm.
  • Precio: desde 239 EUR hasta 390 EUR.

Ventajas:

  • Volumen de impresión superior.
  • Compatible con variedad de filamentos
  • Sistema de detección de filamentos.
  • Fácil montaje.
  • Precio accesible.
  • Módulo opcional de integración de Wi-Fi.

Desventajas:

  • Calibración manual.
  • La pantalla LCD, poco convencional.
  • No incluye bobina de enfriamiento.

Recomendada para: Tanto para profesionales como principiantes.

Conclusiones y recomendaciones.

En efecto gracias al presente Top 7, de las mejores impresoras 3D de uso doméstico, podemos vislumbrar:

En primer lugar, no es necesario tener conocimientos previos sobre diseño 3D, para utilizar una impresora 3D casera, ya que existen disponibles al público en general, una variedad de modelos sencillos de manipular, que realizan acabados con precisión y que están exclusivamente diseñados para su uso en el hogar o  en centros educativos.

En segundo lugar, que actualmente contamos con un mercado competitivo de impresoras 3D de uso doméstico, con costos que oscilan desde 230 EUR, hasta 450 EUR, cuya relación precio y calidad juegan un papel determinante a la hora de escoger la máquina que se adapte perfectamente a tus necesidades como comprador.

En tercer lugar, el volumen de impresión es el tamaño máximo al que puede llegar a imprimir el equipo, por lo que, las máquinas con mayor dimensión tendrán un mayor volumen de impresión, pero van a tardar más en realizar el diseño 3D. En general, si lo que quieres es, imprimir piezas grandes te recomendamos la: ENDER 3 PRO, GEEETECH PRUSA I3 PRO W y la GEEETECH A10;

En cuarto lugar, si por el contrario, tus necesidades están destinadas a la precisión de detalles, te recomendamos los equipos de impresión 3D: ELEGOO MARS, ANYCUBIC PHOTON y ANYCUBIC MEGA I3 S. Siendo la FLASHFORGET FINDER, la sugerida para el uso de cualquier persona, sin distinción de edad.

Finalmente, esperamos que este Top 7, de las mejores impresoras 3D de uso doméstico del 2020, haya aclarado todas tus dudas en relación al tema y te animen a dar un paso hacia el futuro, adquiriendo equipos de alta tecnología, económicos, accesibles al público en general y de gran utilidad para la vida cotidiana (si tienes alguna otra inquietud en relación al tema, no dudes en dejar tu comentario para satisfacer tus demandas).