Saltar al contenido

Tecnología mini-LED: Todo lo que debes saber

Tecnología mini-LED

Tecnología mini-LED invade el mercado. Ya hace tiempo que viene en crecimiento este tipo de tecnologías, desde televisores con paneles LED, pasando por ordenadores y tabletas.

Las compañías fabricantes incluso han creado productos con nombres comerciales muy particulares para distinguirse de otros. Este es el caso de  OLED y QLED, por nombrar un par de las más conocidas.

Esta industria ha ido evolucionando y han surgido algunas variaciones de este tipo de tecnología de re. troiluminación, una de ellas ha sido denominada mini-LED.

Algunos ven el mini-LED como la siguiente vuelta de tuerca en los paneles. Además, los rumores apuntan hacia el potencial uso de esta tecnología por la empresa Apple en sus dispositivos iPad y MAC. Esto lo que ha logrado es incrementar su desarrollo.

De hecho, los portátiles MSI para creadores de contenido han sido de los primeros en contar con una pantalla mini-LED. Esto lo han logrado buscando añadir un atractivo mayor para este tipo de usuario.

Tecnología mini-LED

Los paneles mini-LED son el siguiente paso en la industria de los LEDs. Su desarrollo está orientado a disminuir el tamaño y ubicación de estos. Esto con la finalidad de obtener una densidad que brinde mayor calidad de imagen.

Para entender esto un poco mejor, tenemos que el tamaño de un LED tradicional utilizado en un panel se sitúa en mil micras, mientras que los mini-LED que comenzaron a usarse en el 2020 ronda las 200 micras. Esto permite, al menos teóricamente, instalar hasta 5 mini-LED en el mismo espacio que un LED.

Para tener una idea de esto, analicemos la diferencia entre el tamaño de un LED estándar utilizado en los paneles actuales y el de los mini-LED que fueron lanzados en el 2020.

Los primeros tienen un tamaño estándar que se sitúa en 1.000 micras y el otro en unas 200 micras. Esta diferencia permite, en teoría, incorporar 5 veces más mini-LED que LED en una misma superficie.

De la misma forma que los LEDs tradicionales, los paneles mini-LED no tienen información sobre imagen y color, solo se limitan a irradiar luz mediante un panel.

Al utilizar esta tecnología tendremos un contraste más pronunciado y rango dinámico, con colores mucho más fuertes. Se acentúa la diferencia entre los matices de blanco brillante y los negros más oscuros.

En pocas palabras, un monitor que utilice panel mini-LED se aproxima a los valores que genera un panel OLED, pero sin los inconvenientes de este, entre los que se encuentra el hecho de que cada píxel como tal emite luz, pero no cuenta con retro iluminación.

Tanto los paneles LED como los mini-LED usan tecnología Full Array Local Dimming (FALD). Esto se conoce como atenuación local de matriz completa, es decir, la iluminación del LCD se emplea desde la parte posterior con una disposición de LED dispuestos en la totalidad de la pantalla. 

Así que para controlar el encendido y apagado de estas unidades, que pueden ser miles, sería extremadamente caro.

Por este motivo, los fabricantes crean lo que se conoce como paquetes asumibles, es decir pequeños grupos de ellos.

Considerando que un panel tradicional contiene una cantidad menor de LEDs que lo que tendría un panel con mini-LED, debido al poco espacio con el que cuentan, los paquetes que permiten el encendido y el apagado también serán menos.

Mientras que los paneles con mini-LED están formados por un mayor número de paquetes y con más áreas independientes que se pueden gestionar. 

Esto significa que el fabricante contará con más componentes individuales y autónomos que podrán encenderse o apagarse si se le indica.

micro-LED: más allá del micro LED

Cuando apenas comenzamos a entender la tecnología mini-LED y llegamos a pensar que es lo máximo en la industria, surge el micro LED, el cual no es más que una miniaturización mayor del LED.

Con el micro LED podemos obtener tamaños  de hasta 100 micrómetros además cuentan con tecnologías más sofisticadas.

qué es micro LED

Una de las principales ventajas del micro LED es que a diferencia del LED y el mini-LED que requieren de un panel LCD para conseguir color, este agrega información sobre la imagen, por lo que tiene la capacidad de generar colores RGB por el mismo.

Esto nos da la posibilidad de crear pantallas más delgadas que las de los mini-LED. Sin embargo, aún nos queda esperar por su óptimo desarrollo, ya que es una tecnología que por los momentos está en pañales.

Diferencias entre mini-LED,  micro LED y OLED?

La densidad de LEDs  de los paneles con micro LED es tres veces mayor a la de los mini-LED, ya que los diodos de los primeros son mucho más pequeños. Tan es así que Samsung en sus paneles micro LED ubica tres puntos de luz por pixel, en donde los paneles mini-LED colocarían solo uno.

Pero los paneles con micro LED son mucho más complejos, lo que los hace mucho más costosos a la hora de construirlos.

En cuanto a la tecnología OLED, tiene mucha semejanza con micro LED cuando se trata de rendimiento. La diferencia radica en que con la primera es posible que cada píxel despida su propio haz de luz. Por esto último, esta clase de pantallas emite los blancos más brillantes y los negros más intensos dentro de esta industria.

Dispositivos que utilizan tecnología mini-LED

Fuera del portátil MSI diseñado para creadores de contenido mencionado en un apartado anterior, y de los rumores existentes de su uso en productos Apple, de lo único que se tiene noticia que este disponible es la serie X10 perteneciente al fabricante chino TCL, y el UltraSharp 32 HDR PremiereColor de la marca DELL.

display-hdr-1000

El primero es un televisor en el que se implementó 15.000 mini-LED en su televisor de 65” que cuenta con 768 zonas de control aparte de la  iluminación. Esta tecnología permite obtener un brillo de 1.500 nits.  

Este dispositivo está disponible en Francia por poco más de 2 mil euros. 

En cuanto al segundo, es un monitor para PC que está dirigido a diseñadores y creadores de contenido. El mismo cuenta con una serie de especificaciones típicas de un dispositivo de gama alta. 

Entre sus características principales resaltan sus más de 2 mil zonas de retro iluminación, tiene 93% del Adobe RGB, certificación DisplayHDR 1000 y una  cobertura del 98% de la superficie de color DCI-P3.

Este modelo también es costoso, incluso podría asegurarse que pocos podrían costearlo, ya que supera los 4 mil euros.

Se habla en el mundo tecnológico, de que próximamente habrá una generación de monitores gaming fabricada por Acer o Asus que incorporará esta tecnología.