Retocar una fotografía en Photoshop puede ser tan sencillo, como complicado a su vez. Esto ocurre precisamente por la cantidad de funciones y herramientas que ésta posee, algunas son muy simples de usar pero, justamente por ser tan amplio se nos puede tornar un poco complejo. Acá compartiremos algunas de las herramientas básicas que podemos usar para realizar algunos retoques fotográficos.

Además, mencionaremos e indagaremos por otros retoques adicionales con los cuales podemos convertir la fotografía en un mundo visual tan diferente, como divertido frente a la realidad.

Retoques básicos de Adobe Photoshop

Si estás iniciando en la fotografía lo ideal será comenzar también con algunas nociones sobre retoques básicos de Adobe Photoshop para darle los toques finales a nuestras imágenes. Cuando trabajamos como fotógrafos profesionales, este es un paso fundamental antes de entregar al cliente las fotografías.

Antes de que existiera si quiera el mundo digital de la fotografía, existía un cuarto oscuro en el que era necesario revelar las imágenes para lograr el producto final. Podríamos decir que es éste el cuarto oscuro de la fotografía digital, revelar las mismas de igual manera, pero a través de Photoshop, Lightroom o algún otro de preferencia personal. A continuación veremos algunos retoques básicos con los que, consideramos, serán las mejores opciones para iniciar.

Abrir una imagen

Una de las cosas principales que debemos saber es abrir una imagen en Photoshop. Para ello tendrán dos formas diferentes en las que podrán realizar este paso:

  • Con el mouse sobre la imagen pulsar el botón derecho + abrir con + Adobe Photoshop.
  • Al abrir Photoshop dirigirse a Archivo + Abrir + buscar la fotografía en tu ordenador.

Una de las cosas con las que podemos encontrarnos que, quizás, nos traiga algún tipo de inconvenientes, es que al abrir nuestra fotografía ésta se encuentre bloqueada. Por defecto la misma se llamará “Fondo”, pero si nos encontramos con este detalle hay dos maneras para solucionarlo:

  • Darle click sobre el nombre “Fondo” dos veces y cambiar su nombre.
  • Duplicar la capa (lo más recomendable es esto). Al duplicarla, el Fondo seguirá estando bloqueado, pero la capa que habrán creado nueva estará lista para ser trabajada. Esta, por defecto, se llamará “Fondo copia”, a la que podrán cambiarle el nombre si así lo desean.

Duplicar capa

Una de las cosas que sugerimos hacer siempre antes de comenzar a retocar una fotografía en Photoshop, es trabajar sobre capas, de tal forma que lo primero que deben realizar al abrir nuestra imagen es duplicar la capa. De esta manera evitarán perder el trabajo realizado o dañar elementos no deseados de nuestra foto. Para ello tenemos dos opciones:

  • Hacer click sobre la capa con el botón derecho + duplicar capa.
  • Arrastrar la capa hacia el ícono ubicado en la parte inferior derecha llamado “nueva capa” y soltar allí.

Retocar una fotografía en Photoshop

Curvas de Nivel

Ajustar las curvas de nivel en Photoshop es una de las cosas básicas que darán un mejor revelado a nuestra fotografía. Con ella, podemos oscurecer o aclarar con mayor precisión nuestras fotos según sea conveniente. Nos puede ocurrir que al hacer uso de flashes de alguna forma “quememos” la imagen dejando el rostro retratado más pálido de lo normal, o quizás alguna fotografía que haya salido un tanto más oscura de lo deseado. Con la curva de nivel podemos modificar estos detalles, mejorarlos.

Para comenzar, un buen atajo al hacer uso de Photoshop es con el empleo del teclado. Para ello podemos seleccionar Ctrl+M y obtendremos la ventana de las curvas de nivel. En el recuadro encontraremos una línea trazada en vertical, cuya parte inferior manejará las zonas oscuras y la superior las zonas claras. Lo ideal será mover de manera sutil las flechas pequeñas de cada una hasta conseguir los tonos deseados.

Esta herramienta se debe emplear cuidadosamente, de manera que no exageremos con la iluminación y subexpongamos o sobrexpongamos nuestras fotografías.

Retocar una fotografía en Photoshop

Pincel corrector puntual

La herramienta pincel o corrector puntual, también llamada Tirita es una de las que, particularmente, más me gusta. Nos ayuda a resolver una gran cantidad de cosas de manera rápida y sencilla, una de ellas es la desaparición de granos en la cara, o algunas manchitas pequeñas indeseadas.

Lo que hace esta herramienta es copiar o clonar lo que está alrededor del lugar en el que sea usada. Lo principal es hacer uso de ella de manera cuidadosa, pues podrás realizar muchísimo más de lo que comentamos acá. Pero, en general, para solventar estos detalles es sumamente útil.

Esta herramienta la encontrarás en la barra de herramientas en el borde lateral izquierdo. Podrás escoger tanto el tamaño como la dureza de la misma así como el espaciado.

Desenfoque Gaussiano

Si hemos venido trabajando paso a paso las indicaciones dadas de estas herramientas, no debemos olvidar trabajar cada una de ellas en una capa diferente. Esto quiere decir que si trabajaremos el corrector puntual éste debe ir en una capa exclusiva para ella, y luego una capa diferente para el desenfoque Gaussiado.

Esto lo sugerimos así de manera que si alguna herramienta trabajada en Photoshop no nos convence del todo o el resultado final no nos gusta, lo podremos resolver con eliminar la capa sin perder todo lo que hemos realizado. Tener la opción de cambiar el nombre a cada una de ellas nos ayudará. De tal forma que esta nueva capa podrá llamarse desenfoque gaussiano.

Este desenfoque suele aplicarse a los rostros para generarle más uniformidad pero siempre trabajándolo de una manera bastante sutil. De igual forma esta herramienta podrá trabajarse para desenfocar áreas específicas según sea de nuestro agrado.

Nos iremos a “Filtro” en la barra superior + desenfocar + desenfoque gaussiano. La flecha la moveremos de izquierda a derecha y seleccionaremos la vista “Preliminar” para tener visión al cambio que ocurre en la fotografía y poder decidir el que mejor se adapte a lo que queremos obtener.

Retocar una fotografía en Photoshop

Algunas herramientas para retocar retratos en Photoshop

Además de las herramientas básicas ya mencionadas que, de igual manera podremos emplearlas tanto para retratos como para cualquier otro tipo de fotografías, existen algunas que se pueden realizar especialmente para rostros. Aunque el abanico de posibilidades respecto al uso de estas herramientas es inmenso, efectivamente son ideales para ciertos cambios en la cara.

Ojos rojos

Es algo bastante común cuando realizamos fotografía, sobre todo cuando las realizamos con flash. Este detalle de ojos rojos bien se puede mejorar con la herramienta máscara de capa. Si efectivamente están muy rojos los ojos, podremos quitarle la saturación con una capa de ajuste de saturación seleccionando exclusivamente el “rojo”.

Una vez realizado esto, solo debemos invertir la máscara y seleccionar blanco en la parte “blanca” del ojo. Esto ayudará a que deje de estar rojo y esté más blanco.

Blanqueamiento dental

Muchos fotógrafos profesionales realizan esta labor cuando se encuentran retratando a personas cuyos dientes suelen ser un tanto amarillentos, bien sea porque son fumadores o bebedores de café. Tal modificación podríamos realizarla en Photoshop cualquiera de nosotros con esta herramienta.

Para realizar esto, podemos hacer uso de la misma herramienta y seguir los mismos pasos que empleamos para los ojos rojos. En esta oportunidad el color que debemos desaturar es el amarillo, en vez del rojo. Al realizar esto, debemos tener mucho cuidado en no exagerarlo, pues los dientes de manera natural no son tan blancos. Así que dejemos la naturaleza de las cosas tal como están.

Eliminar granos del rostro

Precisamente la herramienta explicada con anterioridad pincel corrector puntual es el que emplearemos para eliminar los granos del rostro. Debemos seguir los pasos iniciales tal como ya lo explicamos, y acercar la foto lo más posible realizando zoom para tener cada detalle de los granos cerca y obtener un mejor resultado.

Esta herramienta la empleamos, en general, para limpiar las áreas como el rostro u otros detalles de suciedad en la fotografía que no deseamos que esté allí. Nos es muy útil esta herramienta como práctica a los principiantes de la edición fotográfica.

Las arrugas

Por un lado tienes la opción de eliminar muchas de las arrugas que muchas personas desean no tener o, por el contrario, acentuarlas. La primera ya la hemos explicado, se puede realizar empleando el pincel corrector puntual, pero la segunda la podemos realizar con el fin de darle dramatismo o simplemente belleza a la fotografía en sí.

Efectivamente en Photoshop existen múltiples maneras de realizar una misma cosa, esta es una de ellas. Antes que nada no debemos olvidar comenzar duplicando la capa de fondo, inmediatamente quitamos la saturación de nuestra fotografía; le damos mayor contraste empleando las curvas y por último podemos pasarle un filtro de paso alto. Acá nos pedirá emplear una cantidad de píxeles que dependerá de la resolución de nuestra foto.

Una vez hayamos realizado esto, colocaremos la capa en el modo multiplicar. Si consideramos que es excesivo perfectamente podemos bajarle la opacidad hasta que consigamos el efecto deseado y listo. Tendremos un resultado, sin duda, increíble.

Herramienta Suavizar para bolsas en los ojos

Efectivamente la utilidad de “suavizar” se puede emplear para múltiples cosas, pero un detalle que sin duda ayuda mucho a mejorar nuestros retratos es precisamente suavizar las bolsas en los ojos; esto sin eliminarlas completamente para evitar que nuestra fotografía pierda naturalidad.

Aunque existan muchas formas de realizar esto, nos centraremos en una bastante sencilla. Nos quedaremos con la herramienta tapón de clonar. Al seleccionarla en la barra lateral izquierda bajaremos la opacidad y el flujo de la misma, de modo que copiaremos de forma sutil los tonos alrededor del ojo y lo pegaremos cuidadosamente sobre las bolsas en los ojos.

Tanto la opacidad como el flujo procuraremos bajarlos en menos de 50% dependiendo de la intensidad de tonos en nuestra imagen. Lo ideal es ir probando sobre una capa hasta obtener el resultado deseado. De la misma manera debemos seleccionar un tamaño adecuado de nuestra herramienta y trabajar la foto realizando zoom sobre ella.

Agregar texturas

Aunque podemos agregar texturas de manera instantánea en un sinfín de programas preestablecidos para ello, no obtendremos total control de nuestras texturas como sí lo adquiriremos en Photoshop. Acá tendremos múltiples opciones para realizarlo, una de ellas es creando una máscara de capa.

Con una máscara de capa podemos seleccionar solo un fragmento de la foto para agregar texturas o simplemente colocarle una imagen con textura que tenga igual o menor tamaño y resolución que nuestra imagen. Lo que debemos realizar es colocar encima de nuestra foto la textura que hayamos conseguido en la web.

Una vez realizado esto, cambiamos el modo de fusión a Luz suave, luego la capa la convertiremos en blanco y negro o si las tonalidades nos agradan, la podremos dejar así. La idea es siempre explorar hasta obtener el resultado que más nos agrade. Para culminar debemos bajar la opacidad a unos 35% o un poco más o menos según nos guste. Podemos limpiar un poco la zona del rostro con una máscara de capa o los lugares donde no nos interese estén la textura.

Granos fotográficos

A muchos nos gusta el grano en la fotografía, sobre todo porque nos recuerda a la fotografía analógica (antigua), aunque cuidando la sutileza del mismo. Este efecto lo podemos generar con la herramienta ruido. Esta herramienta la encontramos en la barra superior: filtro + ruido + añadir ruido.

Una vez realicemos esto, seleccionamos la opción Gaussiano y variamos el porcentaje según sea conveniente para la fotografía que trabajemos. Esto debe ser bastante sutil que no pase los 10%. Generalmente uso entre 5 y 6% tomando en consideración que tenemos la opción Monocromo que le da un tanto más intensidad a los granos.

Otros retoques fotográficos que puedes realizar

Con Adobe Photoshop tenemos un mundo muy amplio para retocar una foto, tanto para cosas sutiles como para realizar diversos tipos de montajes. Podemos crear mundos e incluso pintar a través de él. No solo fotógrafos, sino incluso diseñadores gráficos, arquitectos y demás hacen uso de este editor de fotografías para expandir las posibilidades de los resultados de sus trabajos.

Restauración de fotografía antigua

Restaurar fotografías antiguas es un ejercicio muy útil para aprender a usar este editor de fotografías. Muchas de las herramientas más comunes a emplear para tal ejercicio son algunas de las que ya hemos mostrado como usar. El tapón de clonar es de las más empleadas. Funciona perfectamente para eliminar los faltantes en la foto con tan solo copiar alrededor y pegar en tal faltante.

Importante es, antes que nada, pasar nuestra fotografía a blanco y negro sobre todo si esta viene determinada como tal o sepia, en todo caso. De esta manera daremos más contraste a la misma. Otras de las herramientas más usadas es el pincel corrector o “tirita” del que ya hablamos con anterioridad. Para muchos pequeños detalles de rasgadura nos servirá, e incluso para arreglar las líneas que se hayan marcado por dobles.

Para mayores detalles podemos hacer uso del paso alto o incluso emplear el filtro de Camera Raw, y si deseas llegar más allá, incluso pintar la fotografía podrás empleando curvas, Equilibrio de color, Tono y/o saturación son procesos que requieren mucho detalle considerando que el color lo anexaríamos nosotros mismos, intentando de igual manera no exagerarlo.

Retocar una fotografía en Photoshop

 

Hacer levitar a las personas en Photoshop

Hacer levitar a personas en una fotografía es de las cosas más divertidas que podrías realizar a modo de práctica si estás iniciándote en la edición con Adobe Photoshop. Para ello lo que necesitaremos, básicamente, será una cámara con estabilizador, un modelo o nosotros mismos, y un banco.

Ubiquemos la escena donde queremos hacer nuestra fotografía y coloquémonos allí de la manera que mejor nos parezca y hagamos click a la foto. Si es autorretrato no olvides el temporizador de la fotografía. Para ello debe estar ubicado en un lugar estable nuestro equipo, nuestra cámara.

Una vez lancemos esta primera fotografía, debemos hacer una segunda toma al lugar sin nosotros ni el banco. Es muy importante que la cámara no se haya movido de sitio y que ambas fotografías hayan quedado exactamente igual, a diferencia de que en una estamos y en la otra no.

Con las dos fotografías ya tenemos la mitad del trabajo realizado, viene la parte de edición. Debemos abrir en Adobe Photoshop la primera fotografía, esta será el fondo que hemos hecho. Luego seleccionaremos Abrir + Colocar elementos enlazados y tendremos una foto sobre la otra.

Lo siguiente será bajar la opacidad para lograr trabajar bien la imagen. Haremos zoom centrándonos en el banco y éste lo eliminaremos. Debemos añadir máscara de capa y mantener un fondo negro, de esta forma con la herramienta pincel podremos borrar lo que no nos interesa: el banco. Ya tendremos nuestra fotografía levitando.

Retocar una fotografía en Photoshop

Multiplicar personas

Multiplicar personas en las fotografías u objetos es tan sencillo como excelente. El procedimiento se realiza de la misma forma que haciendo levitar a personas, solo que en vez de enlazar una fotografía sobre otra, se hará con todas las que sea necesario según la cantidad de personas u objetos multiplicamos deseemos.

Será necesario trabajar en capas para poder darle mayor meticulosidad al procedimiento, considerando que tendremos más de una fotografía siendo parte de una misma. Sin duda es una práctica que, al dominarla, no querremos dejar de hacer tomando en consideración lo sencillo que puede llegar a ser.

H3 Doble exposición

Como irán notando, muchas herramientas de Photoshop podrán emplearlas para cosas completamente diferentes. Queremos decir que, por ejemplo, la forma de realizar una doble exposición comienza siendo parte de lo explicado con anterioridad tanto para multiplicar personas u objetos, como para hacer levitar personas.

De igual forma ocurre al momento de hacer o colocarle texturas a las fotografías. Cada quién adaptará la manera que más le agrade, lo que sí deberán realizar es colocar una fotografía sobre la otra. En este caso la textura que querremos para dar una segunda exposición a la imagen, sobre la imagen principal.

En el caso del retrato, si deseamos colocarle un paisaje que se sobreexponga ante el mismo, debemos colocarlo sobre este y cambiar el modo de fusión a Trama. Dependiendo del resultado podemos decidir si bajar o no la opacidad de la misma de manera que no perdamos la esencia del retrato.

HDR o efecto dramatizado

Hubo un tiempo en el que el HDR estaba muy de moda y muchos fotógrafos comenzaron a emplearlo en sus fotografías, sobre todo cuando se trataba de retratos de ancianos y paisajes, dándole de esta manera dramatismo a la fotografía.

Existen actualizaciones de Photoshop que ya traen esta herramienta, pero muchos fotógrafos prefieren llevar procesos diversos para dar tal efecto. Lo importante es darle mayor detalle a las líneas, más brillo a los ojos, al cabello. En general se trata de dedicarse a contrastar los detalles del rostro y precisamente por ello los retratos a personas con arrugas son los ideales para tal efecto.

El Filtro de paso alto es fundamental para tal efecto, en general se usa en 50% y el modo de fusión en Superponer, siempre que bajemos la opacidad a unos 25% o 30%. Otra de las herramientas a usar es el de enfocar; bien podemos seleccionar los fragmentos de la imagen que queremos resaltar tal enfoque, o con la fotografía en general. En general, Photoshop nos ofrece una inmensidad de herramientas y posibilidades para trabajar sobre la fotografía.