¿Qué son los hackers?

Mucho se habla en la actualidad sobre los hackers, pero a pesar de su influencia mediática, tanto el término que los denomina, como la naturaleza de las actividades que realizan, están rodeadas en cierta medida, por el más absoluto misterio. Para muchas de las personas que no tienen conocimientos especializados en el área informática o de computación, podrían resultar como un grupo de piratas informáticos, que pueden acceder a la información más oculta de nuestros ordenadores, para chantajearnos u obtener algún tipo de beneficio económico o de otra índole, en perjuicio de nuestra tranquilidad y seguridad.

Es muy probable que la opinión pública asuma que los hackers, son seres malvados, sin ninguna clase de ética profesional y que su único interés es lucrarse de las miserias ajenas; en virtud de los señalamientos que se realizan desde los medios de comunicación, en los cuales se atribuyen ciberataques y pirateos informáticos a “hackers”. Y es que, en principio, puede haber especialistas en sistemas electrónicos y de seguridad, que podrían llegar a hacer uso de sus conocimientos informáticos para obtener algún lucro o ventaja, atentando contra la ética y/o sistema legal de determinados países, aprovechando fallas en los sistemas de particulares y empresas.

No obstante, el término “hacker” hace referencia a un vasto abanico de posturas y concepciones, entre los que se encuentran, en un extremo, ciberdelincuentes; mientras que, en el otro, tenemos profesionales con prestigio en tecnología, que buscan debilidades en los sistemas, para ayudar a robustecerlos, evitando así la intrusión de terceros que tienen fines más oscuros. Entre estos extremos blanco y negro, existe un conjunto de matices y posturas distintas; por lo cual, debemos informarnos de modo exhaustivo, sobre las clases de servicios que prestan algunas empresas o profesionales freelancers, cuando requerimos la asistencia de un hacker chile.

¿Y qué pueden hacer?

Cómo ya hemos comentado más arriba, los hackers, en general, son aquellos profesionales en el área tecnológica, que se especializan en detectar potenciales fallos en los sistemas de seguridad. Dentro de esta categoría amplia, conseguimos dos vertientes principales, dependiendo de las acciones que realicen, cuando detecten dichos fallos.

La primera categoría, se conforma por los hackers sombreros blancos (whitehat hackers, en inglés), los cuales informan a la persona o las personas que poseen o administran un sistema, sobre la debilidad que presenta el mismo y lo hace vulnerable, para ayudarlos a emprender acciones para proteger la información que se contiene.

Por otra parte, tenemos a los hackers sombreros negros (blackhat hackers) o crackers (rompedores), que son aquellos profesionales del área tecnológica o poseedores de programas informáticos de intrusión, que aprovechan las deficiencias en la seguridad, para destruir los sistemas informáticos, o acceder a información que debería ser secreta, para hacerla pública, o para chantajear a sus dueños, con la publicación de dicha información, exigiendo el pago de una suma considerable de dinero para no hacerlo.

Los hackers en su conjunto, pueden detectar información sobre potenciales fallos en la seguridad de teléfonos inteligentes, en equipos de computación portátiles y de sobremesa, así como otros dispositivos con conexión a internet y pueden acceder a redes sociales de terceros.