Los relojes de lujo de las marcas más importantes del mundo no son solo una herramienta para marcar el tiempo. Las marcas más importantes de relojes de alta gama tienen detrás una larga historia de ingeniería, estilo y pasión que hacen que la compra de un reloj con clase sea algo más que el simple precio de compra.

Los valiosos relojes son la realización de sueños mecánicos que interpretan un estilo de vida, son la posesión de un objeto que va más allá de su valor de mercado y representan el símbolo de una forma de concebir la vida exactamente como los coches históricos o de lujo. Y ciertamente un reloj de lujo de marca es también una inversión financiera, ya que, ya partiendo de modelos que cuestan unos miles de euros, son objetos que no pierden, e incluso aumentan su valor con el tiempo y, al no sufrir las fluctuaciones de los ciclos económicos y las crisis, representan siempre un refugio seguro y fiable.

Cómo reconocer un reloj de lujo

Un reloj de lujo puede reconocerse no solo por su precio, y de hecho a veces el alto precio de un reloj puede deberse más a operaciones de marketing y comunicación que a la verdadera calidad de ingeniería, construcción y material del objeto. Además, hay relojes de lujo de gama baja, incluso las marcas más solicitadas, que se pueden comprar con unos pocos, si no unos pocos miles de euros y que, sin duda, también representan una inversión que no perderá valor con el tiempo. Un reloj de lujo puede reconocerse, en primer lugar, por el mecanismo que lo hace funcionar: cuanto más sofisticado, refinado y fruto del ingenio del maestro relojero, más tendrá el reloj su propio carácter distintivo. No necesariamente un reloj de gama alta es artesanal: hay valiosos relojes que se producen industrialmente y, sin embargo, debido a la calidad de los materiales, el diseño y el valor inmaterial que representan, son a todos los efectos relojes de lujo.

Por lo general, un reloj de lujo tiene un código de serie y un certificado de garantía que garantiza su originalidad y proporciona información relevante a su comprador, desde el lote de producción por año hasta cualquier edición especial o limitada. Estos documentos son los que aseguran que estos objetos mantengan su valor a lo largo del tiempo.

Por último, en los últimos años, el mercado de los relojes de lujo también se ha segmentado considerablemente dentro de él, con casi todos los relojeros que han distinguido la producción de modelos más accesibles en términos de precio a las ediciones limitadas si no verdaderas piezas únicas que representan el lujo de gama alta más exclusivo con precios que van más allá de las varias decenas de miles de euros llegando a cotizaciones de incluso varios cientos de miles de euros.

Las mejores marcas de relojes de lujo

A menudo se tiende a pensar que las mejores marcas de relojes de lujo son las que son aún más conocidas por el público en general: Rolex ciertamente, pero también Omega, Patek Phillipe, Cartier o Tag Heurer son sin duda las marcas más famosas de relojes de gama alta pero hay muchas otras marcas de relojes de lujo con modelos tanto de gama baja como de gama alta que pueden representar una valiosa compra.

Jaeger-LeCoultre, Chopard, Iwc y Breitling, para permanecer entre las marcas suizas de relojes de lujo, o Hamilton, Baume & Mercier y Rado, para limitarse a la categoría de lujo accesible, y hasta Audemars Piguet, Hublot y Panerai, en el mundo del lujo de gama alta, a las que añadir los relojes de lujo de casa de moda, son las principales marcas a partir de las cuales empezar a descubrir el mundo de los relojes de lujo para hombres y mujeres.