Cada día pasamos más tiempo de nuestras vidas con un móvil en la mano, se ha popularizado tanto el uso del móvil en situaciones cotidianas que la gente ha empezado a tomar medidas, como reunir todos los teléfonos de los comensales en una bandeja antes de empezar una reunión de grupo, para evitar que se distraigan de la conversación.

Sin embargo, hay quienes no dejamos de usar el móvil ni siquiera cuando estamos haciendo cosas más importantes aún.

Los anuncios de la DGT para evitar accidentes de coche ya mencionan a quienes usan el móvil conduciendo como parte del problema. Se estima que el 42% de los conductores mira el móvil, ya sea para coger llamadas o para mirar Whatsapp.

El 20% de las muertes por accidentes de coche, estaban mirando el móvil cuando sucedió el accidente.

Aunque no hace falta ir conduciendo para tener un accidente por culpa del móvil.

A más de uno nos habrá pasado, estar con el móvil suspendido sobre nuestras caras mientras estamos en la cama cuando de repente se nos resbala y cae con todo su peso sobre nosotros.

Esto no es cosa de broma, ya que las visitas a urgencias por accidentes usando el móvil han aumentado exponencialmente en la última década. Sin embargo, en el caso de que nos hagamos mucho daño, ahora existe para esto una práctica solución.

Pegamento biológico

En efecto, la existencia de este novedoso pegamento para heridas nos libra de incontables situaciones engorrosas. Se acabó el sufrimiento de los puntos de sutura, de la aguja y de las grapas, este pegamento que podemos encontrar en cualquier farmacia, es capaz de unir nuestra piel en un corto período de tiempo, secándose y favoreciendo la cicatrización a nivel celular, dado que contiene materiales como el colágeno que ayudan a la correcta labor de las plaquetas.

El procedimiento es simple. Se aplica sobre una herida no muy profunda de bordes regulares y se deja secar, esperando alrededor de una semana para que termine el proceso de cicatrización. Al aplicarlo producirá algo de calor, pero sin causar ningún tipo de dolor.

Una buena recomendación es asegurarse de que la herida se mantiene seca en los primeros días, evitando que se moje con el agua por completo. Para secar la zona adecuadamente, lo ideal es utilizar una toalla, y sin fricción, apoyar la zona herida en la misma, varias veces.

También es aconsejable no usar ningún tipo de crema o aceite corporal sobre la zona del adhesivo biológico, al menos durante una semana, que es el tiempo que el pegamento tarda en secarse.

Funcionamiento

Mediante numerosos ingredientes de tipo biológico como pueden ser la trombina, el colágeno o la fibrina, este pegamento biológico sirve de adhesivo, a la vez que de ayuda orgánica para nuestro cuerpo.

Así pues, a grandes rasgos, lo que hace es formar una costra antes de que nuestro cuerpo lo haga, con los mismos materiales que nuestro cuerpo usaría para hacer la costra en cuestión. Es debido a esto que el pegamento biológico no puede ser usado en zonas donde la piel está tensa, pues puede llegar a producir inflamación y no funciona correctamente.

Pegamento quirúrgico

El pegamento quirúrgico, de nombre MeTro, es una tecnología que aún está en desarrollo. Su objetivo es el de sellar incisiones en un período de menos de dos minutos, con una pérdida nula de elasticidad en los tejidos.

Es por esto que se requiere utilizar para sellar heridas en partes recónditas y frágiles del cuerpo, como podrían ser las arterias o los pulmones. Esto abre todo un campo de procedimientos quirúrgicos de alta precisión que podrían salvar cientos de vidas, como las que se pierden en accidentes de coche por usar el móvil.

Por si fuera poco, se puede decidir a qué ritmo se degradan sus enzimas, por lo que se puede elegir cuánto queremos que tarde en secarse y desprenderse, dependiendo del tejido que estemos curando.