¿Has querido hackear el Wi-Fi del vecino? No temas admitir que sí. Todos hemos sufrido la tentación; en especial, cuando nos quedamos sin red para navegar. Normalmente nos rendimos, por no contar con un método. No obstante, hemos descubierto uno estupendo y totalmente funcional. Y ahora lo compartiremos contigo.

¿En qué consiste el método?

El método que usaremos para hackear el Wi-Fi del vecino se vale de una página. Esta es fundamental, ya que contiene la función que nos permitirá violar la seguridad de la red en cuestión. Esta es su dirección: https://hackear.blog.

Pasos a seguir

Obteniendo el nombre de la red

Si pretendes hackear una red, necesariamente debes conocer el nombre de la misma. O, en su defecto, el SSID (que es básicamente igual). Este primer paso es relativamente sencillo. Tu equipo, sea un dispositivo móvil o un portátil, puede hacerlo.

Para ello basta con que actives el escaneo de redes inalámbricas disponibles. Espera a que aparezca la de tu vecino, que se supone es la que deseas hackear. Copia el nombre con ayuda de tu ratón.

Insertando el nombre

El siguiente paso para hackear el Wi-Fi del vecino es entrar a la página. Allí hay un recuadro. Pega en él el nombre de su red. Presiona posteriormente en donde dice “Hackear WiFi”. De inmediato el servidor empezará su proceso.

En este punto la página se ocupará de estudiar la seguridad de la red. Esto lo hace para comprobar que, en efecto, puede ser hackeada. Lo más corriente es que sí. Tendrías que poseer una muy mala suerte para que fuese distinto.

Probando contraseñas

Este paso realmente lo hace la página por ti. Consiste en probar, usando un listado de claves, cuál es la que penetra el cifrado. Tan pronto la haya descubierto, pondrá en acción todos los códigos necesarios para obtener la contraseña.

Exportando la clave

Este paso de nuestra guía para hackear el Wi-Fi del vecino también es automático. De inmediato el sitio buscará el hash de clave. En ese formato, por supuesto, no podrías conocerla, ya que no es de texto. Por ende, se encarga de ponerlo en esa extensión, para que tengas la oportunidad de leerla.

Descargando la contraseña

La página, habiendo obtenido la contraseña (y otros datos no tan importantes) te dará la opción de descargarla como archivo. En este punto se pide que te registres y suministres los datos de alguna tarjeta de crédito. ¡Descuida!: no te cobrarán nada. Es solo por formalidad. Ya habiendo bajado la clave, podrás usarla.

¿Hay algún peligro con esta herramienta?

Si te estás haciendo esa pregunta, detente. Este método para hackear el Wi-Fi del vecino está libre de toda consecuencia legal. En realidad, el encriptado con el que trabaja está verificado. Así pues, el uso que le des no te compromete.

Por otro lado, ya mencionamos que debías suministrar los datos de una tarjeta de crédito. Pero dijimos al mismo tiempo que no perderías dinero. Y es que la web es totalmente libre de cualquier costo.

¿Funciona esta web con todas las redes?

La única forma de que nuestro método falle es que la seguridad de la red sea empresarial. Es poco probable que lo sea, puesto que ese nivel puede costeárselo solamente las compañías. En consecuencia, podemos decir que a ciencia cierta podrás hackear el Wi-Fi del vecino sin que sepa.

Muchos podrían decir que esta actividad es un tanto indigna, que es poco honrosa. No obstante, ellos no saben qué uso puedes darle a hackear el Wi-Fi del vecino. Siempre que tengas un fin no dañino, todo es válido.