A pesar de las críticas, Windows 10 se ha ganado el afecto de muchos seguidores de Microsoft. Y es que, si bien no es perfecto, sí es un digno sucesor de otros. Así, se entiende que muchos quieran emigrar a él. Quizá sea tu caso. Si es correcto, en esta oportunidad te daremos algunas claves para que actives la versión Pro, considerada la mejor.

1. Ventajas generales de usar Windows 10

Antes de que procedamos de lleno a las claves, nos gustaría mostrarte las ventajas de Windows 10. De esa manera, podrás terminar de convencerte de por qué te conviene utilizar este sistema operativo.

1.1 Nivel de seguridad

Según los propios desarrolladores, Windows 10 es el sistema más seguro que ha desarrollado Microsoft. Muchos podrían hacer a un lado este punto. Pero unos cuantos accidentes de revelación de datos privados en años recientes han dejado en evidencia cuán importante es.

No hay nada como poder utilizar tu ordenador sin temor de que alguien viole tu derecho a la privacidad. Para garantizarlo, Windows 10 utiliza altos niveles de encriptación, un administrador de claves prácticamente inviolable y otras características.

A pesar de la seguridad en todos los aspectos de Microsoft nunca está demás tener un añadido en seguridad como los antivirus aunque sean gratuitos.

1.2 Consumo de recursos

Aunque parezca imposible, Windows 10 consume menos recursos que los sistemas anteriores. Está a la par de joyas como el XP y el 2000. El rendimiento es tan notable que se ha comprobado que funciona perfectamente en equipos antiguos.

1.3 Botón de inicio

Sí, es verdad que el botón de inicio no afecta particularmente la funcionalidad de Windows 10. Sin embargo, era algo de lo que muchos clientes se quejaron en el 8. Posiblemente tú mismo hayas sido uno. Sea como sea, lo cierto es que ha vuelto. Puede que luzca un tanto distinto, pero es, en esencia, el mismo de siempre.

2. Claves disponibles para la versión Pro

Hemos llegado al punto más importante. A continuación, te enlistamos una serie de claves para activar el Windows 10 Pro. Todas cuentan con una garantía total de autenticidad, por lo que puedes probarlas sabiendo que funcionarán.

  • DXG7C-N36C4-C4HTG-X4T3X-2YV77
  • VK7JG-NPHTM-C97JM-9MPGT-3V66T
  • 8N67H-M3CY9-QT7C4-2TR7M-TXYCV
  • W269N-WFGWX-YVC9B-4J6C9-T83GX
  • 2B87N-8KFHP-DKV6R-Y2C8J-PKCKT
  • WYPNQ-8C467-V2W6J-TX4WX-WT2RQ

3. Cómo insertar las claves

Una vez que hayas elegido cuál clave utilizar, deberás insertarla en tu Windows 10. Para esto ve primero a “Configuración”. Luego de eso debes hacer clic en “Actualización y seguridad”. Seguidamente presiona en “Activación” y en “Cambiar la clave de producto”, y se te desplegará una pequeña ventana.

En ella aparecerá una casilla en blanco y con una serie de “x”. Es en esta donde debes pegar cualquiera de las claves que ya te dimos. Habiéndolo hecho, elige “Siguiente”, y deja que el sistema operativo haga el resto.

3.1 Verificando la activación

Por supuesto que no podríamos dejar pasar la verificación. Es importante que la hagas para que tú mismo compruebes que has realizado correctamente el procedimiento. En este punto deberás volver a la sección “Activación”. Allí se te mostrará el estado actual de tu Windows 10. Si dice que es Pro, habrás concluido.

4. Windows 10 Pro frente a otras versiones

Windows 10 Pro posee varias ventajas frente a las otras versiones. Para empezar, soporta mucha más memoria RAM. Las otras trabajan con un máximo de 128 GB. Esta, por su lado, opera hasta con 2 TB. Igualmente incorpora el escritorio remoto, aprovisionamiento dinámico y otras características de administración profesional.

Aunque Windows 10 es un increíble sistema operativo por sí mismo, la versión Pro lleva las cosas a otro nivel. Esto debería bastarte para cambiarte a él. Puede que te cueste al principio si estás acostumbrado a trabajar con algún otro. No obstante, este es más moderno, y, en cuanto a funcionalidad, es incomparablemente superior.