Cámaras de fotos segunda mano. Debido a los altos costos de las cámaras fotográficas actualmente, muchos optan por adquirir una de segunda mano y de esta manera ahorrarse algo de dinero. Es una idea nada descabellada si tomamos en consideración ciertos detalles al momento de comprarla.

Una de las cosas que ocurre con frecuencia es la constante evolución de la tecnología, precisamente los lanzamientos de nuevas cámaras son extremadamente constantes. De tal manera que las que quedan con pocos años de antigüedad, bajan de precio, y si tal equipo es usado, el descuento podría ser aún mayor, de hasta 80% aproximadamente.

A continuación comentaremos algunas sugerencias para los que están pensando en comprar cámaras de segunda mano, según la marca e incluso para la adquisición de algunos accesorios.

Cámaras de fotos segunda mano

Algunas sugerencias para adquirir cámaras de segunda mano

No sólo los que están iniciando en la fotografía deciden como una buena opción adquirir un equipo usado. Incluso los profesionales miran eventualmente esta opción. Es evidente que si tal cámara de segunda mano posee un desgaste tal cuyo tiempo de vida no será suficiente para nosotros, es mejor descartar esta alternativa. Sin embargo no será necesario tener que ir directamente a adquirir una nueva.

En primera instancia debemos buscar dentro de las múltiples opciones que existen, ubicar una usada que se ajuste a nuestras necesidades, considerando además ciertos aspectos que nos garanticen tener un equipo rentable para nuestro uso. No esperaremos una cámara usada de última generación, pero tampoco una que en muy poco tiempo ya no nos funcione. Para ello será necesario tomar ciertas consideraciones.

Cámaras de fotos segunda mano

Aspecto

Aunque en primera instancia el aspecto sea, quizás, el menos importante a tomar en consideración, sí que es algo inevitable de mirar. Si notamos que el objetivo está roto, que la pantalla está quebrada, e incluso la misma tapa de la batería no le funciona correctamente, este equipo definitivamente no es el que debemos adquirir.

Algunas de estos detalles mencionados quizás para muchos sea menor que otro, pero con tales detalles el tiempo de vida de la cámara se acorta mucho más. ¿Qué ocurriría si esa tapa de la batería termina por dañarse? ¿De qué manera haremos uso de ella? Pues, sin esa tapa la batería no logrará funcionar, y por lo tanto no tendremos manera alguna de hacer uso de la cámara.

Es sin duda, el aspecto de la cámara fotográfica, una de las cosas efectivamente más importante a tomar en consideración al momento de querer adquirir cámaras de segunda mano. Así como estos, muchos otros detalles de su aspecto físico podrían ser determinantes para completar dicha adquisición.

El objetivo

El objetivo de la misma es una de las cosas de igual importancia a considerar al momento de decidir adquirir una cámara fotográfica usada. Sin él, realizar fotografías es tarea imposible. Existen ciertos detalles en el objetivo cuya reparación es casi imposible o, de otra forma, un tanto costosos.

Debemos revisar que el zoom de la misma funcione correctamente, incluso el diafragma de la misma. Muchos podrían creer que esto depende de la cámara, pero en general cuando este detalle deja de funcionar correctamente el por algún problema en el objetivo.

Otro detalle importante a considerar de él, está precisamente en el polvo, la suciedad o posibles hongos en él. Cuando se trata de un equipo antiguo, quizás de una cámara analógica, estos detalles pueden ser más comunes y quizás hasta simpático para usar tomando en consideración el efecto retro que esto puede traer. Pero si se trata de un equipo digital, es posible que no sea el fin de lo que queremos realizar con esta cámara.

Que sea funcional

De manera inmediata, lo primero que debemos hacer después de revisar el físico de la cámara, es comprobar que funcione correctamente. Para ello prueba todos los botones necesarios para corroborar que no exista algún detalle en ninguna de sus funciones.

Mira por el visor, comprueba que no hay polvo, suciedad, manchas, y demás. Prueba el enfoque tanto manual como automático, saca fotografías, revisa la distancia focal, dispara en diversas velocidades de obturación e incluso el modo Bulb de la misma; dispara, asimismo, en ráfaga en su velocidad máxima hasta ver que todo funciona correctamente.

Si es posible tener una laptop o un equipo portátil donde puedas revisar las fotografías que realices con tal equipo, no dejes de hacerlo, es de hecho una recomendación adicional bastante útil. Otro detalle importante, es el sonido que emite la cámara, estar atento a ello nos puede evitar adquirir tal equipo con algún defecto similar.

Por último, prueba la batería de la misma. Pon a cargarla y chequea que todo esté en orden; que correctamente funcione la red eléctrica. De esta manera podremos comprobar que, pese a que estemos adquiriendo una cámara fotográfica de segunda mano, ésta funciona perfectamente.

Tiempo de vida útil

Como todo equipo electrónico, éste también tiene un tiempo de caducidad. Por tal motivo comprar el tiempo de vida útil de la misma será fundamental antes de decidir qué equipo comprar. Debemos saber la vida media del obturador así como la cantidad de disparos que tiene la misma.

En general, la media suele ir entre 50 mil disparos si se trata de una cámara réflex semiprofesional, a unos 500 mil si se trata de una cámara réflex profesional. Tales detalles no son tan sencillos saberlos ya que cada fabricante mantiene estos detalles en secreto. Para tener idea de ello podemos revisar el manual del equipo.

De cualquier manera, lo crucial es saber al detalle cuántos disparos posee la cámara que queremos adquirir. Con pedírselo al vendedor esto puede ser suficiente, o incluso averiguarlos nosotros mismos al realizar una fotografía y descargarla en nuestro portátil, para ello solo accedemos a sus datos EXIF en Photoshop o cualquier otro software que nos de acceso a estos datos.

El lugar para comprarla

Este es quizás uno de los mayores problemas al que nos podríamos estar enfrentando al querer adquirir cámaras de segunda mano, en especial por no contar con las garantías que sí nos ofrece una tienda. Es evidente que si, incluso, al comprársela a un amigo que sabemos ha cuidado de ella, o algún fotógrafo reconocido, esto de igual manera no nos dará la garantía necesaria de que tal equipo no nos dará algún problema en algún momento.

Por otro lado, si el vendedor es desconocido y no sabemos la procedencia de la cámara, considerando que existe la posibilidad de que tal equipo sea robado. Quizás por ello la primera opción a tomar es dirigirnos a una tienda de segunda mano donde nos puedan ofrecer alguna garantía en caso de que el equipo llegue a presentar algún problema.

Otra opción accesible es, también, son las tiendas en páginas web donde ofrecen modelos reacondicionados, donde están las ventas de cámaras de segunda mano que han sido chequeadas por servicios técnicos de la marca en las que, además, guardan la garantía de la venta dándonos mayor seguridad.

Existen otras múltiples opciones en caso de descartar estas otras o de, por otro lado, querer seguir buscando aún más opciones. Hay muchos mercadillos de objetos usados, aunque también pueden contactar vendedores en redes sociales, revistas, o aplicaciones de ventas entre particulares o foros de las diversas marcas existentes.

Cámaras de fotos de segunda mano según la marca

Cuando se trata de cámaras de fotografía profesional lo ideal es que sea alguna de las dos marcas más conocidas: Canon o Nikon. Aunque efectivamente existen una gran cantidad de marcas que podrían funcionar perfectamente bien si te estás iniciando en la fotografía y que, además, son también muy buenas.

Sin embargo, decidimos enfocarnos solo en estas dos marcas considerando que en el mercado son más sencillas de conseguir, incluso manuales, repuestos, accesorios y a fines. A continuación algunas consideraciones de cámaras de fotos de segunda mano tanto de Nikon como de Canon.

Cámaras Nikon de segunda mano

Tomando en consideración lo mencionado con anterioridad respecto del lugar en el que podemos realizar las compras de cámaras de fotos de segunda mano es importante recalcar que existen tiendas online en las que se pueden realizar este tipo de compras, uno de ellos es ebay, de tal forma que algunas de las que sugerimos podrías comprar, bien sea acá o en cualquier otro lugar, son las siguientes:

  • Nikon D300: Esta cámara podrás conseguirla en menos de 300 euros sin su objetivo pero en muy buen estado. Aunque fue lanzada en el año 2007 las características de la misma son de una elevada calidad. Con un sensor CMOS, de 12,3 megapíxeles, su cuerpo de magnesio con un peso de 825 gramos, entre otras características bastante aceptables.
  • Nikon D5100: De igual modo esta la podrás conseguir en menos de 300 euros pero con el objetivo incluido. Este modelo fue lanzado en el 2011, con un peso aproximado de 510 gramos; de 16,2 megapíxeles, con un ISO que llega va de 100 – 6400 pero con la opción de ampliarse hasta 25600.
  • Nikon D5300: Esta Nikon es la menos antigua de las tres en esta lista, ya que fue lanzada en el año 2013, con una cantidad de 24 megapíxeles. Es la primera DSLR lanzada con Wi Fi y GPS. Los vídeos son Full HD, la primera también en poder grabar 60p/50p en 1080p y con un peso aproximado de 480 gramos.

Cámaras de fotos segunda mano

Cámara Canon de segunda mano

Como ya comentamos con anterioridad, Canon es la otra de las marcas más reconocidas en cuanto a fotografía de profesionales y semiprofesionales. Aunque exista cierta competencia entre ambas, no podemos decir que una sea mejor que la otra, ya que ambas poseen características de muy buena calidad. Escoger entre una y otra es a simple gusto propio. Algunas de las cámaras de fotos de segunda mano que sugerimos son las siguientes:

  • Canon EOS 750D y la EOS 760D: Estas cámaras usadas pero en buen estado la podrías conseguir en menos de 400 euros. Ambas poseen características muy similares, cuentan con un sensor de 24,2 megapíxeles con muy buenas características en torno al vídeo. Con pantalla táctil y un peso de 555 gramos aproximadamente.
  • Canon EOS 60D: Aunque esta cámara fue lanzada en el año 2011 posee características muy buenas para comenzar a incursionar en la fotografía. Posee 18 megapíxeles y la capacidad de grabar vídeos en Full HD e ISO que va desde 100 a 6400. Entre otras buenas características, podrías conseguirla en un muy buen descuento, menos de 300 euros.
  • Canon EOS 1DS: Aunque es la más antigua de la que encontrarás en esta lista, es una Full Frame que, para iniciar en la fotografía, no va nada mal. Fue lanzada en el 2002 pero efectivamente podrías conseguirla con una buena calidad y a un muy buen precio. Con 45 puntos de enfoque, posee además un sensor de 11 megapíxeles. La podrás conseguir en menos de 500 euros, considerando que para aquél entonces su costo era de 7.000 euros.

Cámaras de fotos segunda mano

¿Y los accesorios para cámaras de segunda mano?

Aunque no lo creas, quizás el tema más delicado al comprar equipo fotográfico está en los accesorios de los mismos. Sin embargo, algunos se pueden conseguir perfectamente de segunda mano y en muy buen estado. Los detalles a tomar en consideración son menores al de la cámara en sí, pero efectivamente habrá algunos preferibles de adquirir completamente nuevos.

Los accesorios que sí podrías comprar de segunda mano

Algunos de los accesorios que, sin tiempo qué perder, y sin exigencias del lugar en el que lo adquieras, bien sea ebay, alguna tienda de equipos usados, un amigo, desconocido, y demás. Podrías adquirir de segunda mano alguno de los siguientes artículos sin inconvenientes:

  • Mochila.
  • Trípode.
  • Paneles LED.
  • Iluminación en general.
  • Disparador remoto, tanto para Canon como para Nikon e incluso genéricos.

Los accesorios que sí deberías comprar nuevos

Así como existen accesorios de los que no tienes de qué preocuparte por su uso, tal como una mochila especial para tu equipo, existen otros cuya delicadeza preferiremos adquirir completamente nuevos. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Discos duros.
  • Filtros.
  • Tarjeta de memoria.
  • Baterías.

De ninguna manera sugerimos adquirir alguno de estos productos de cámaras de fotos de segunda mano, pues su delicadeza y nivel de vida garantizados requieren la seguridad de estar en un estado perfecto, sin ningún tipo de uso.